Archive | mayo 2014

Protocolo ante un traumatismo dentario con avulsión (pérdida)

La avulsión es el desplazamiento completo del diente fuera de su alvéolo con la consiguiente destrucción del paquete vásculo nervioso y del ligamento periodontal que les une.
La causa es traumática y ocurre sobretodo en niños, la mayor parte de las veces en el ámbito escolar y durante la práctica de deportes sin protectores bucales, peleas, juegos violentos…..etc.
Su tratamiento consiste en la reimplantación de la pieza avulsionada y el pronóstico dependerá en gran medida del tiempo transcurrido y del manejo que se haya hecho de la pieza en cuestión.
Por tal motivo, es muy importante conocer unas regla básicas de las que lo primero es confirmar que es una pieza permanente, ya que los de leche no se reimplantan.
Para ello, una vez encontrado el diente, debe cogerse POR LA CORONA, no por la raiz y lavarlo unos segundos con agua o suero salino SIN FROTARLO con nada.
A continuación, si es posible, colocarlo de nuevo en su alvéolo presionando suavemente y para mantenerlo luego en su sitio morder por ejemplo un pañuelo.
Si en este proceso no han transcurrido más de cinco minutos con el diente fuera de la boca, el éxito es de casi el 100% de los casos con una regeneración completa del ligamento periodontal.
En el caso de que hubieran transcurridos no más de 60 minutos, el pronóstico sigue siendo bastante bueno, pero a partir de ahí la viabilidad celular disminuye y el pronóstico se ensombrece.
Si no pudiera recolocarse el diente en su alvéolo, este deberá TRANSPORTARSE EN LECHE ENTERA FRÍA ó suero salino ó en la misma boca del paciente (en una de las mejillas), pero NUNCA EN SECO.
Y por último, acudir de urgencia a la clínica donde tras la exploración se completará el tratamiento.

Anuncios