Diabetes e implantes dentales

La diabetes es una enfermedad con una alta prevalencia en la población, y con una implicación ya demostrada en la evolución y pronóstico de la enfermedad periodontal.

No está tan clara su influencia, en cambio, sobre los tratamientos con implantes dentales, aunque parece haber un mayor índice de fracasos en pacientes diabéticos, comparados con la población general. La mayoría de estos fracasos se producen durante el primer año de carga funcional, lo que parece apuntar  como posible causa a los trastornos microvasculares derivados de la diabetes.

Los problemas más inmediatos pueden ser tras la cirugía, ya que la hiperglucemia  compromete la cicatrización de los tejidos blandos, retrasándola y aumentando  el riesgo de infección de la herida quirúrgica

En cuanto a las alteraciones óseas, digamos que hay dos tipos de Diabetes: la tipo 1 es una enfermedad de origen autoinmune que hace necesario el aporte de insulina, mientras que la tipo 2 es de origen multifactorial  y su tratamiento no precisa necesariamente de la insulina.

La tipo 1 produce un descenso de la densidad ósea,  mientras que en la 2 no se ha comprobado esta alteración. El aporte de insulina estimula la formación ósea, mientras que altos niveles de hiperglucemia originan descensos importantes en esta neoformación: esto indica que el deterioro óseo está relacionado con un mal control de la enfermedad. Así pues, en el tratamiento con implantes en pacientes diabéticos, habría una alteración en el proceso de remodelación y en la mineralización del hueso, originando un  descenso en la oseointegración del implante. Estos problemas se minimizan si hay un buen control de la enfermedad, con niveles de glucemia correctos.

Así pues, podemos decir  que la diabetes es una contraindicación relativa para el tratamiento con implantes, y que el pronóstico va a depender en gran medida de que haya un  buen control de los niveles de glucemia pre y post tratamiento,  junto con otras medidas periquirúrgicas, lo que hace que la tasa de supervivencia de los implantes en este tipo de pacientes se mantenga en unos niveles aceptables, alrededor del 90% pasado el primer año de uso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: